UN PARAGUAYO EN EL PROYECTO “UNA COMPUTADORA POR NIÑO”, EN AFRICA

Educación del siglo XXI para hacer un cortocircuito a la pobreza

Africa, el continente más pobre y menos desarrollado del mundo, es también escenario de la implementación del proyecto “Una computadora por niño” ,y Ruanda, un país que hace poco más de diez años perdió casi un millón de habitantes en una lucha étnica y política interna, lo tiene como pilar de su plan para salir adelante. Allí fue Miguel Martin, un joven paraguayo, que aportó la experiencia que adquirió en Caacupé, donde se implementa en diez escuelas.

Martin tiene 25 años y aunque se recibió de abogado, su trabajo se centra en la educación. Con la fundación Paraguay Educa fue uno de los responsables de llevar el programa “Una computadora por niño” a Caacupé. Y esa experiencia y los contactos realizados lo llevaron hasta Ruanda, un país que tomando como modelo al Uruguay, tiene como meta llegar a cada uno de sus alumnos con una laptop Xo, a través del programa conocido en inglés como “One laptop per child”. Y también a Uganda, un país de carencias extremas

“En Africa, la pobreza es enorme, al punto de que no hay nada. En muchas escuelas la situación es terrible, los baños son inhumanos y los docentes, aunque hacen un esfuerzo enorme, ganan muy poco y tienen poquísima preparación. A mi me llamaba la atención este aspecto de Ruanda. ¿Por qué el presidente (Paul Kagame) va a invertir tanto dinero en computadoras si no tienen ni siquiera comida, no hay electricidad, en algunas tribus 80% de los niños tienen sida? Me enfoqué en saber por qué tenía una visión tan tecnológica, cuando no se cubre básicamente ni siquiera la alimentación ni la salud”, cuenta Martin, quien acaba de regresar a Paraguay, después de defender su “suficiencia investigadora” en la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias, España, donde cursa un doctorado.

La respuesta a esta pregunta la obtuvo en el terreno: “Vos pretendés desarrollar un país y atender las necesidades primarias. Llevás tantos años y gobiernos tratando de cubrir lo mismo, sin éxito, mientras otros países están y van a estar siempre por encima tuyo. Hay países que llevan generaciones tratando de cubrir lo básico, pero no lo logran. El acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TICS) permite hacer un cortocircuito en ese proceso, dando las herramientas adecuadas a los niños. Se enfoca en las futuras generaciones: que un niño sea educado con una metodología mucho más holística y aunque solo uno de diez pueda identificar los problemas del país, con pensamiento crítico y habilidades del siglo XXI, se va a poder decir que se acertó. Se puede hacer el cortocircuito con educación del siglo XXI y las laptops Xo son la herramientas de esa educación”, responde.

El trabajo de Martin en Africa fue parte de su tesis de doctorado, que se basa en el uso de aplicaciones de las laptops Xo, del programa “Una Computadora por niño”, como herramienta para la emergencia de un nuevo tipo de líder del siglo XXI, hacia una sociedad de aprendizaje permanente.

“Mi idea fue hacer el máximo de investigación posible, basándome en la experiencia paraguaya. Quise conocer más ámbitos de aplicación para hablar con propiedad y me enfoqué en Africa, porque siempre tuve interés en lo que ocurría en Ruanda. Hoy todo el mundo está enfocado allí. Uno de los responsables de la OLPC que estuvo en Paraguay había estado en Ruanda por tres meses y yo le pregunté cómo podía hacer para ayudar ahí. Entonces me consiguió una invitación del Gobierno para trabajar en los entrenamientos, en los que también estuvieron involucrados jóvenes de las diez universidades más importantes de Estados Unidos”, cuenta.

Martin fue invitado como referente de Paraguay, para investigar el proceso que se desarrollaba allí y ayudar a los diferentes grupos de voluntarios norteamericanos que luego viajaron a Kenia, Sudáfrica, Mauritania y otros países.
Plan de gobierno

“En Ruanda este es un plan de gobierno, que el mismo Presidente impulsa. La meta es cubrir todo el país para el año 2020 y este es el primer país que empezó con el proyecto en Africa. Conocí al presidente Kagame, y a sus ministros que son gente muy preparada. Me impresionó cómo nombra a gente súper preparada en la parte de tecnología”, contó.

Este plan incluye la enseñanza masiva del inglés a profesores y alumnos. En Ruanda los idiomas principales son el kinyarwanda y el francés.

Después de estar en Kigali, la capital ruandesa, y en Gisenyi, Martin fue a Kampala, la capital de Uganda, con equipos de universitarios. “En cada país y lugar la realidad es totalmente diferente. En Ruanda, solo el 6 % de la población tiene acceso a electricidad, pero la escuela con la que trabajé tenía apoyo de una universidad que le proporcionaba hasta Internet. En Kampala la escuela quedaba al lado de una mezquita. Allí asistían hijos de refugiados, que no tienen nada, ni reciben ayuda de nadie. Estuve trabajando con ellos en el diseño del programa por dos semanas y media. Allí conocimos a uno de los empresarios más ricos de Uganda, dueño de una cadena de hoteles y de una empresa de provisión de celulares en Africa: le presentamos el proyecto, y lo incorporó como un programa de responsabilidad social empresarial, y nos donó Internet y electricidad para esa escuela”.

“Ruanda empezó la aplicación con diez mil laptops, por medio del programa ‘Comprá una y doná una’. Ahora ya se incorporó al presupuesto. Es increíble cómo en cada comunidad donde se entrega hay apoyo comunitario, no hay colores, ni diferencias religiosas. Esto es algo nuevo que puede sacar adelante al país. Cada comunidad se apropia del proyecto y creen que les va a servir para superarse”, afirma.

Ruanda se basa en la experiencia uruguaya, que este año se convertirá en el primer país del mundo en dotar a cada alumno de una computadora portátil. Martin se encontró allí con el presidente del Laboratorio Tecnológico del Uruguay, Miguel Brechner, quien en mayo pasado visitó Paraguay con la delegación del presidente Tabaré Vázquez y ofreció al gobierno de Lugo su asesoramiento para poner en marcha el proyecto en Paraguay.

Africa es para los paraguayos una gran incógnita. Casi no llegan noticias desde allí. Le preguntamos a Miguel cómo son sus escuelas. “Con la fundación Py’a porã trabajé en una escuela en San Pedro y también en Puerto Casado. En San Pedro, por ejemplo, no tenían electricidad, el piso era de tierra, los baños deplorables, pero aún así era todo muy diferente a lo que vi en Africa, que es mucho peor. El entrenamiento de los docentes es bajísimo y el salario paupérrimo; los baños horribles”

“Una de las experiencias con Sugar (la interfaz gráfica de las Xo) hizo en Boston. A cada niño le dieron Sugar y le dijeron ‘construí lo que vos querés’. Tuvieron que trabajar con comandos, que los obligan a tener razonamiento matemático y físico. Se usa la lógica y se hacen cálculos, se aplica el aprender haciendo. Se usa el comando matemático y con la física se prueba la teoría. Es un método revolucionario, no es convencional, pero se aprende. Por ejemplo, con el programa Turtle Art -que se usa en las laptops Xo- el niño construye su aprendizaje de una manera diferente, mucho más productiva”, afirma.

Herramienta de transparencia

Para el joven paraguayo, la aplicación del programa “Una computadora por niño” tendrá un alto impacto en Africa y en cualquier país donde se aplique: “Uganda, por ejemplo, es uno de los países más corruptos de Africa. Pero cuando se le da una herramienta al niño que le permite expresarse y ser transparente, se lo está educando de otra forma y cuando ese niño llegue a ser universitario, no va a votar por un gobierno corrupto, porque se habrá criado en cultura diferente, más transparente, donde se comparten las opiniones en las redes informáticas y dicen lo que piensan”.

“En Ruanda -donde en 1994 las luchas entre tutsis y hutus dejaron un saldo de casi un millón de muertos- tenemos el ejemplo de una sociedad entera que pudo perdonar. Lo que está pasando allí es algo de lo que todo el mundo puede aprender. Y la determinación que tienen para salir adelante, usando la tecnología como herramienta, es algo increíble”, concluye Martin.

Abc Digital

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s